27 junio 2006

Italia rechaza de nuevo a Berlusconi

El resultado del referéndum supone la primera victoria política de Prodi en el Gobierno
ENRIC GONZÁLEZ - Roma
EL PAÍS - Internacional - 27-06-2006

Italia rechazó ayer de forma tajante la nueva Constitución federalista propuesta por el centro-derecha. Los resultados del referéndum fueron esta vez muy claros: el no venció con el 61,7% de las papeletas, frente al 38,3% de síes. El ex primer ministro Silvio Berlusconi y sus aliados de la Liga Norte sufrieron una derrota sin paliativos. Y la reforma constitucional volvió al punto de partida. El triunfador de la jornada, el jefe del Ejecutivo, Romano Prodi, anunció que tras el verano comenzaría un nuevo debate para reiniciar el proceso, esta vez sobre la base del consenso.
La reforma constitucional es, desde hace casi tres décadas, la piedra de Sísifo de la política italiana. Sólo funcionan los retoques modestos, como el realizado por el centro-izquierda en 2001. Las modernizaciones ambiciosas, y la intentada por el centro-derecha en la pasada legislatura lo era, acaban fracasando. El gran error de Berlusconi y los suyos consistió en introducir el federalismo y en reforzar los poderes del Gobierno a golpes de mayoría parlamentaria: el proceso suscitó muchos rencores en el centro-izquierda y mucha desconfianza en las regiones del centro y del sur.
La participación durante la primera jornada, la del domingo, fue baja. Tan sólo el 35,6% de los 47 millones de italianos llamados a las urnas acudieron a votar. Sin embargo, si se tienen en cuenta las dos jornadas de votación, la participación total fue relativamente alta, del 53,6%. Las regiones del norte votaron más que las del sur, y en dos de ellas, Lombardía y Véneto, las más ricas de Italia, venció el sí.
Umberto Bossi, que antes del cierre de las urnas había comentado que se exiliaría en Suiza si fracasaba la reforma, se mostró luego casi resignado: "En las zonas más avanzadas del país se ha impuesto el sí", dijo, "mientras ha votado no la parte que sigue creyendo en el asistencialismo. Pero habrá que seguir adelante. También los escoceses, los galeses y los catalanes necesitaron varios intentos. Volveremos a intentarlo, quizá la gente debe madurar".
En el futuro próximo se vislumbraba, en efecto, el enésimo intento de actualizar la Constitución de 1948, envuelta con el aura romántica e idealista del antifascismo pero culpable de la fragilidad crónica de los gobiernos italianos y de un sistema centralista poco eficaz. Bossi insinuó su disponibilidad para sumarse a las negociaciones propuestas por el primer ministro Romano Prodi para otoño próximo, lo cual no sólo parecía garantizar unos cuantos años más de arduas discusiones constitucionales, también acercaba los escaños de la Liga Norte a la mayoría del centro-izquierda y ofrecía a la coalición prodiana un cierto respiro.
El fracaso del sí provocó algunas reacciones destempladas entre quienes habían luchado por la reforma. "Los italianos dan asco e Italia da asco, han ganado los que quieren vivir a cuenta de otros", declaró Francesco Speroni, eurodiputado de la Liga Norte. Sandro Bondi, coordinador nacional de Forza Italia, repitió los argumentos de las pasadas elecciones y atribuyó el resultado a supuestos fraudes: "Ya se han detectado las primeras irregularidades gravísimas en las operaciones preliminares al recuento en el colegio de Castelnuovo di Porto, dedicado a los votos de los italianos en el extranjero", aseguró.
El vicecoordinador de Forza Italia, Fabrizio Cicchitto, se declaró alarmado: "De estos resultados emerge una ruptura entre el norte y el centro-sur que plantea problemas muy serios". Las dos regiones cuya población deseaba con más intensidad el federalismo, Lombardía y Véneto, vieron frustradas sus expectativas, pero la victoria del no en otras zonas del norte, como Piamonte, Friuli y Liguria, y la absoluta tranquilidad con que se desarrollaron las dos jornadas de votación no sugerían ni rupturas ni grandes tensiones inmediatas.
Castigo para la oposición
El centro-izquierda insistió una y otra vez en su disponibilidad para negociar. "Nos hemos quitado de encima un texto discutible y peligroso, ahora es el momento de abrir un diálogo serio sobre el futuro del sistema político e institucional del país", comentó Massimo d'Alema, vicepresidente del Gobierno, ministro de Asuntos Exteriores y presidente de los Demócratas de Izquierda. D'Alema ironizó también sobre el fracaso de quienes, como Berlusconi, esperaban que una victoria del sí dejara al nuevo Gobierno al borde del desplome: "La estrategia del empujón no les ha funcionado", afirmó.
"Se ha llevado un castigo quien ha querido hacer reformas imponiendo su mayoría parlamentaria; de hoy en adelante, las reformas las haremos todos juntos", declaró a su vez el otro vicepresidente del Gobierno, Francesco Rutelli, de la formación centrista La Margarita.

23 junio 2006

EL PP NO SE FÍA NI DE SU PROPIA SOMBRA


Vivir para ver, cuando ellos mismos sacaron este plan de seguridad en 2003... Como para ir al concurso de TV "El Gran Hermano".
Recogido de El País.Es
22-06-2006


Diputados populares tapan cámaras de seguridad del Congreso
Marín señala que el plan de seguridad del Congreso es de 2003, cuando Acebes era ministro del Interior
El Partido Popular ya no se fía de nadie. Ni siquiera de un reducido grupo de miembros del Cuerpo Nacional de Policía que supervisan los monitores de las cámaras de vigilancia del Congreso. Los diputados de la oposición no están a gusto con los pequeños artilugios que les han colocado para controlar el pasillo que divide sus despachos. Son los mismos aparatos que tienen los demás grupos, pero ellos no los quieren. Las cámaras están en el edificio nuevo, cuyo plan de seguridad fue aprobado en 2003, antes de que José Luis Rodríguez Zapatero llegara a La Moncloa.
El PP, un partido que perdió el Gobierno y la presidencia de la Cámara hace sólo dos años, ha optado por la desobediencia civil. La semana pasada presentó un escrito para que la Mesa les quitara esas cámaras. Mientras se tramita esa petición, un grupo de diputados decidió resolver la cuestión por las bravas. Se subieron a unas sillas -un momento que está grabado, como casi todo lo que sucede en la Cámara- y colocaron unos sobres grandes para tapar la visión de las cámaras. Y allí seguían ayer esos envoltorios, ya que la policía, sorprendida por esta protesta tan directa, aún no los ha retirado.
La cuestión llegó a la reunión de la Mesa el martes. El PP defendió su lacónico documento: "El Grupo Parlamentario Popular, por el presente escrito, solicita que las cámaras de seguridad que existen en la segunda y cuarta plantas del edificio de la Carrera de San Jerónimo, 40, sean desmontadas en interés de este grupo". Un simple recorrido por esas plantas y las demás, las que corresponden al PSOE y a los otros grupos, demuestra que esas cámaras son exactamente las mismas para todos. Y nadie más se ha quejado.
El presidente del Congreso, el socialista Manuel Marín, se indignó con esta petición del PP, según fuentes presentes en la reunión de la Mesa. Sobre todo porque no ha sido él quien ha decidido colocar esas cámaras ahí. Fue el Ministerio del Interior el que, en mayo de 2003, cuando lo dirigía Ángel Acebes, presentó un nuevo plan de seguridad del Congreso que contemplaba también la ampliación. Marín sacó a relucir el martes que ese plan era responsabilidad de Acebes y de Ignacio Astarloa, entonces secretario de Estado de Seguridad. Ambos son hoy relevantes diputados del PP cuyos movimientos fuera del despacho, como los de todos los demás, están controlados por la policía por su propia seguridad.
La única novedad que se ha producido en este plan desde que se aprobó en 2003, según explicó Marín en ese encuentro, es que los despachos que ocupa el PP ahora estaban en realidad destinados al PSOE, entonces en la oposición. Ese control que el PP no soporta sería, por tanto, el mismo que el ministerio de Acebes tenía previsto para los socialistas.
Marín y otros miembros de la Mesa discutieron con la representante del PP, María Jesús Sainz. Pero no se pusieron de acuerdo porque los populares insisten en que esas cámaras que controlan sus movimientos en los pasillos les resultan muy molestas. Marín les ha dado una semana para reconsiderar su actitud. Será entonces cuando el presidente explique el informe que ha pedido al comisario del Congreso, que ya tenía el puesto cuando gobernaba el PP. Lo previsible es que la policía defienda el mismo sistema que ha funcionado hasta ahora.
El Congreso, como cualquier Parlamento, tiene un nivel de seguridad muy alto. Hay más de 100 cámaras, y no es raro ver a policías saliendo de las alcantarillas. Todo se vigila, pero sin ningún interés político. A no ser que alguien no se fíe ni de los guardianes de su propia seguridad.

20 junio 2006

Prodi-Zapatero


Zapatero y Prodi hablanlas consecuencias de la retirada de las tropas italianas de Irak


Las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno que se celebran trimestralmente en Bruselas suelen servir de escenario para los encuentros bilaterales que los líderes europeos desean mantener con otros colegas, y que, cuando se celebran en la capital belga, les permiten evitarse los engorros protocalarios que acompañan a cualquier visita oficial a otro país. En el caso de España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó el Consejo Europeo para celebrar tres de esas entrevistas, todas ellas ayer por la mañana. El encuentro más importante fue con el nuevo primer ministro italiano, Romano Prodi, quien acudió a su primera cumbre tras sustituir en el cargo a Silvio Berlusconi, pero a quien se tiene por buen conocedor de los laberintos de Bruselas tras su etapa de presidente de la Comisión Europea entre 1999 y el 2004. Durante el encuentro, Zapatero explicó a Prodi la experiencia política adquirida antes, durante y después de la retirada de las tropas españolas de Irak, medida que el líder español acordó poco después de acceder al Gobierno y que Prodi también planea ejecutar en breve. Zapatero no quiso valorar oficialmente la decisión de Prodi, pero sí le ofreció un guiño amistoso cuando, sonriente y satisfecho, subrayó que le ha producido un sentimiento de «máximo respeto». El encuentro, que sirvió también para que España e Italia acordarsen crear un grupo de trabajo para reforzar la cooperación euromediterránea, fue el último que mantuvo Zapatero antes de las deliberaciones del Consejo.

16 junio 2006

Ciao, Ciao ... Bambino.

Mr. Berlu-Spock-ni saludando desde el planeta Vulcano...


La carta de Berlusconi a Zapatero...
Italia/España.- Berlusconi envía una carta a Zapatero en la que se muestra seguro de que volverá al poder en breve
El ex presidente del Gobierno italiano califica a Zapatero de "amigo" y se ofrece a ayudar a mejorar las relaciones italo-españolas
ROMA, 24 (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles)
El ex presidente del Gobierno italiano Silvio Berlusconi, escribió una carta a su hasta ahora homólogo español, José Luis Rodríguez Zapatero, para despedirse, si bien insiste en que consiguió la mayoría en las elecciones de abril pasado y se muestra convencido de que volverá al poder cuando se termine
la comprobación de las papeletas anuladas.
La carta a Zapatero se publicará mañana en el semanario 'L'Espresso', pero se sabe que Berlusconi también ha escrito otras misivas a otros jefes de gobierno de todo el mundo. En concreto, en la dirigida al jefe de Gobierno español, con fecha de 16 de mayo --día en el que el nuevo gabinete de Romano Prodi--, Berlusconi se despide advirtiendo que de todas maneras representa al 50,2% de los italianos y que espera "volver pronto al gobierno después de que se recuenten las más de un millón de papeletas anuladas" en las pasadas elecciones.
En la carta, Berlusconi dice claramente que no acepta el resultado de las elecciones que dieron la victoria por unos 24.000 votos de diferencia al centro izquierda en la Cámara de los Diputados, mientras que debido a la nueva ley electoral en el Senado a pesar de que el centro derecha consiguió más votos, salió beneficiada la coalición de Prodi aunque por sólo dos escaños.
"Querido José Luis, después de cinco años dejo el gobierno italiano", comienza la carta de Berlusconi a Zapatero y después explica que "ha sido un periodo de estabilidad sin precedentes en la historia de la República italiana" en el que ha aprobado "36 importantes reformas para modernizar el país". Sólo la ley electoral, añade 'il Cavaliere', "penalizó al gobierno", aunque "Forza Italia fue con mucho el primer partido italiano".
A continuación, el ex presidente del Gobierno italiano le agradece a Zapatero "la simpática relación" creada. "Te aseguro que continuaré con gran interés siguiendo tu empeño por España y Europa". "Te deseo a ti y a tu gobierno todos los éxitos posibles y quedo a tu disposición para trabajar juntos a favor de las relaciones italo-españolas y para un futuro de los pueblos europeos basados en los ideales que ambos creemos", prosigue Berlusconi en su misiva. "Te recuerdo que tienes un amigo que te quiere. Un fuerte abrazo. Silvio", termina la carta.

06 junio 2006

ESPAÑA vuelve a SICILIA


(En recuerdo a mi beca ERASMUS pasada en Sicilia, años 2002-2003)

El Príncipe Felipe recuerda los vínculos de España y Sicilia en la inauguración del Instituto Cervantes de Palermo.

PALERMO (ITALIA), 5 Jun. (EUROPA PRESS)
El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, recordó hoy los vínculos históricos de España y Sicilia en el pasado con motivo de la inauguración del nuevo Instituto Cervantes en la localidad italiana de Palermo.
El Heredero al trono estuvo acompañado en el acto por su esposa, doña Letizia, y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos. "Pocos lugares hay en el mundo tan vinculados con España como Sicilia. Tantos siglos de historia compartida no pueden pasar inadvertidos. Por ello, la sede del Instituto Cervantes en Palermo nace con la emoción de una larga historia en común, y se proyecta hacia un futuro en el que esta isla del Mediterráneo se configura de nuevo como plataforma para el estrechamiento de nuestros lazos históricos, culturales y humanos", indicó en su discurso.
En particular, destacó el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de Palermo, el Instituto Cervantes y la Obra Pía por el que esta institución cede para la nueva sede del Cervantes la iglesia de Santa Eulalia de los catalanes y colabora con el Ayuntamiento en el plan de rehabilitación y regeneración del centro histórico de esta urbe.
Hasta el Tratado de Utrecht en 1713, Sicilia fue un "factor clave" para la historia de España dentro del Reino de las Dos Sicilias. "Pocos lugares pueden recibir con tanto mérito una sede del Instituto Cervantes. Además, pocas ciudades como Palermo conservan una huella tan fuerte de lo hispano, en sus monumentos y en sus gentes, en sus costumbres y en su lengua. Por todo ello, abrir este Centro en una ciudad tan querida y próxima era una deuda pendiente", aseguró don Felipe.

A la creciente actividad del hispanismo en Sicilia --particularmente en las Universidades de Messina, Catania y Palermo--, se felicitó de que se sume ahora la del Instituto Cervantes, "cuyo trabajo se verá favorecido por el valor que ha adquirido el español como vehículo de comunicación internacional".
Además, en este centro se podrán aprender otras lenguas españolas, "reflejo de nuestra historia y de nuestra riqueza idiomática y cultural". Como ejemplo de ello, mencionó el caso de la Biblioteca del centro, que hoy se inauguró igualmente "bajo la advocación" del poeta catalán Salvador Espriu. "Permítanme expresar aquí la admiración que todos sentimos por su obra, llena de refinamiento, profundidad poética e inspiración musical. Difícilmente puede imaginarse un marco más adecuado para albergar y difundir su obra que esta magnífica iglesia de Santa Eulalia de los Catalanes", estimó.
En su opinión, la apertura de este Centro en Palermo se inscribe en el marco de las "excelentes" relaciones bilaterales entre Italia y España y viene a reforzar los "estrechos lazos históricos, intelectuales y afectivos" que unen a ambos países.
"Va a propiciar un conocimiento más profundo de nuestro país en esta región, permitiendo a los sicilianos tener al alcance de su mano la posibilidad de aprender y perfeccionar el conocimiento de una lengua como la española, que compartimos más de 400 millones de personas en el mundo. El Instituto Cervantes se propone, además, ser una ventana abierta, no sólo a la lengua, el arte y la cultura de España, sino también a las de los países de Iberoamérica que viven, se expresan y crean en nuestra misma lengua", señaló el Príncipe.

Este Instituto Cervantes en Palermo se une a los ya existentes en Roma, Milán y Nápoles. "El trabajo de estos Centros del Instituto Cervantes en Italia encuentra su contrapunto en la gran tarea de difusión de la cultura italiana tan admirable y atractiva que viene desarrollando en España la Società Dante Alighieri, a la que deseamos mucho éxito y agradecemos su aporte al engrandecimiento cultural de los españoles y su contribución a la construcción cultural de nuestra querida Europa", manifestó.
En este sentido, recordó el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2005 concedido conjuntamente a los 6 grandes institutos culturales europeos: British Council, L'Alliance Française, el Goethe alemán, el Camoens portugués, el Instituto Cervantes y el Dante Alighieri.
Con este nuevo Cervantes en Palermo, se da "un paso más" en un camino en el que los dos países "se suman y se completan mutuamente como partícipes de esa identidad mediterránea que ha enriquecido tanto a Europa" y que les define "de manera tan clara" en el ámbito de la Unión Europea. "Un camino en el que compartimos mucha historia y en el que deseamos que el futuro nos depare grandes éxitos igualmente compartidos", concluyó.

05 junio 2006

ASTÉRIX CONTRA "GALLARDONUS"


ASTÉRIX Y OBÉLIX, CONTRA LOS PARQUÍMETROS DE MADRID
La lucha de Carabanchelix’, Fuencarralix y Hortalezix se refleja en una historieta inspirada en los cómics de Astérix y Obélix.
La Historia es ésta: "Estamos en el año 2006 d. de C. Todo Madrid está rodeado por la curia de parquímetros de Gallardonus y su general Pedro Calvius. ¿Toda? ¡No! Tres aldeas pobladas de irreducibles ciudadanos resisten todavía al invasor: Carabanchelix, Fuencarralix y Hortalezix".
Es la imaginación al poder. Esa que escasea entre los políticos la derrocha el pueblo. La de los barrios periféricos de la capital ha rescatado la fuerza y la magia de los cómics de Astérix y Obélix para contarnos su revuelta contra las máquinas tragamonedas.
Obélix juega con los parquímetri
Centuriones protegiendo cada parquímetro; pócimas mágicas que pintan de rosa las rayas azules y verdes de estacionamiento, y guarniciones de legionarios enviadas contra el pueblo que se manifiesta.
Así es como traslada J. L. C., un contable de 35 años, la historia de la Galia romana al Madrid contemporáneo, lleno de ciudadanos enfadados con sus gobernantes.
Descárgate la historieta (en pdf): capítulo 1 - capítulo 2