20 junio 2006

Prodi-Zapatero


Zapatero y Prodi hablanlas consecuencias de la retirada de las tropas italianas de Irak


Las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno que se celebran trimestralmente en Bruselas suelen servir de escenario para los encuentros bilaterales que los líderes europeos desean mantener con otros colegas, y que, cuando se celebran en la capital belga, les permiten evitarse los engorros protocalarios que acompañan a cualquier visita oficial a otro país. En el caso de España, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aprovechó el Consejo Europeo para celebrar tres de esas entrevistas, todas ellas ayer por la mañana. El encuentro más importante fue con el nuevo primer ministro italiano, Romano Prodi, quien acudió a su primera cumbre tras sustituir en el cargo a Silvio Berlusconi, pero a quien se tiene por buen conocedor de los laberintos de Bruselas tras su etapa de presidente de la Comisión Europea entre 1999 y el 2004. Durante el encuentro, Zapatero explicó a Prodi la experiencia política adquirida antes, durante y después de la retirada de las tropas españolas de Irak, medida que el líder español acordó poco después de acceder al Gobierno y que Prodi también planea ejecutar en breve. Zapatero no quiso valorar oficialmente la decisión de Prodi, pero sí le ofreció un guiño amistoso cuando, sonriente y satisfecho, subrayó que le ha producido un sentimiento de «máximo respeto». El encuentro, que sirvió también para que España e Italia acordarsen crear un grupo de trabajo para reforzar la cooperación euromediterránea, fue el último que mantuvo Zapatero antes de las deliberaciones del Consejo.