30 septiembre 2006

CATALUÑA Y ESPAÑA

Maragall ve la relación Catalunya-España en un "punto sin retorno" y reivindica la "nación solidaria" catalana
Reitera que es "bueno" que el Estatut pase por el TC para eliminar "dudas" sobre su validez
BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)
El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, situó hoy en un "punto de no retorno" la relación entre Catalunya y España y consideró "crucial que los catalanes hagamos valer nuestro estatus, que es el de una nación solidaria con la nación de naciones que es España". Maragall reiteró además que es "bueno" que el Estatut pase por el filtro del Tribunal Constitucional
para que "no quede ningún tipo de duda respecto a su integridad y validez".
En su intervención durante la inauguración de la V Conferencia Nacional del PSC, Maragall manifestó que "hemos tardado cien años en conseguirlo, pero lo hemos obtenido" y destacó que "el periodo convulso que hemos sufrido hasta llegar aquí tenía razones".
"A partir de lo que hemos conseguido, no podemos parar", dijo, convencido de que "estamos cerca del sueño catalán" dibujado hace 100 años y "el carácter nacional y abierto de Catalunya y el abrazo de los pueblos ibéricos se está realizando ahora. No sin dificultades", añadió. "Catalunya ha hecho el esfuerzo, España, Zapatero, Maragall, Montilla, también", resaltó, no sin recordar el papel de Manuela de Madre.
Previamente, Maragall recordó el origen del socialismo catalán y con la frase "vamos al grano" y un "a ver si os enseño algo" catalogó los "temas políticos del momento". Inversiones, la paz en Euskadi y que "el Estatut salga adelante" son el eje de la agenda política dibujada por el presidente de la Generalitat, junto a la inmigración. "Trabajamos después de un siglo dramático para abrir otro espléndido y que vosotros tenéis que protagonizar", concluyó.
También reiteró sus intereses más inmediatos como llevar a cabo el viaje a Senegal que suspendió a mediados de mes a instancias del Gobierno central en plena crisis de los cayucos.
Para Maragall, "es importante expresar nuestra preocupación" para que este proceso de llegada e integración de inmigrantes "se haga bien", pero consideró que "también hay que mirar al otro lado e ir de vez en cuando". Su determinación en viajar al Senegal tiene como objetivo "decirles lo que pensamos y que ellos nos digan lo que piensan".
Igualmente habló de la política euromediterránea y de la necesidad de recordar que "hay una realidad que el mundo ha castigado" y "comenzar a jugar un papel en el Mediterráneo". Para ello, explicó, ya cuenta con el apoyo del primer ministro italiano Romano Prodi y el turco Recep Tayyip Erdogan.
También dejó patentes sus lazos familiares con Portugal y señaló que "ahora dicen que los portugueses quieren entrar en España", recomendó a "los castellanos que se preparen" y auguró que si los portugueses "abren las puertas hacia España, como espero, el viejo Iberismo de nuestros abuelos se hará realidad. Lo realizarán nuestros nietos".